¿Y si no existieran las montañas?
por Amalur | 18 Enero, 2020

 

CUIDAR LAS MONTAÑAS

En 1923, el primer hombre en intentar conquistar el Monte Everest, George Mallory, respondió a una pregunta que le hacía insistentemente una periodista: — ¿Por qué subir el Everest? — Porque está ahí —respondió. (-Why do you want to climb Mt. Everest? – Because it is there”) Y es que esa es una de las mejores razones que conocemos. Todo está ahí. Disponible para nosotros. Si echamos la vista atrás nos daríamos cuenta de que el ser humano, desde que se conoce, ha estado recorriendo lugares, bien por necesidades fisiológicas (comida, refugio, etc), bien por curiosidad. Siempre hemos estado usando los recursos que la misma naturaleza nos proporciona, aunque no siempre lo hemos hecho de la mejor manera. Así que, de momento, seguimos teniendo montañas… pero, ¿y si no cuidamos nuestras montañas?

Cuidar las montañas

Como te habrás dado cuenta, no sólo estamos hablando de las montañas, sino de la forma que tenemos de movernos sobre ellas. En estos últimos años, ¿sabéis por qué no debemos de tirar basura en la naturaleza? Casi siempre la respuesta ha sido la misma: para no contaminar. Sin embargo, aunque esta sea la razón, siempre he profundizado en los avances que hemos hecho en las últimas décadas la humanidad. La revolución industrial trajo muchos productos elaborados, los cuales no son bien absorbidos por el planeta. Por eso mismo, debemos de ayudar a su reciclaje. Además, el número de habitantes del planeta se ha multiplicado de una manera increíble, y producimos y consumimos mucha más basura que hace 50 años.

Tengo la costumbre de llevar conmigo siempre una bolsa en la mochila, y casi siempre vuelve llena de latas, envoltorios, papel de aluminio, plásticos de todo tipo, e incluso gomas de las suelas de las botas de montaña…algo bastante curioso. Me duele cuando me encuentro alguna etiqueta de algún producto de cualquier marca comercial, y pienso en cómo mejorar día tras día ese punto, trabajar con otro tipo de etiquetas, que se disuelvan con el agua, o cualquier otro método.

Afortunadamente, somos muchos los que hacemos por cuidar el medio ambiente. Nuestras montañas tienen que seguir aquí aún millones de años, y sería mucho mejor que poblaran sus inmediaciones árboles y plantas, animales de toda índole, ríos, arroyos, e incluso nosotros, claro que sí. Todos formamos parte de una gran cadena, y somos responsables de cuidar nuestro entorno. <br/
En los últimos años, Decathlon organiza, otro año más, una jornada medioambiental en la que conseguimos recoger más de 32.000 kg de basura y plantamos 3.500 árboles. Pero lo más importante, es que más de 5.000 personas tomaron conciencia en la necesidad de cuidar el planeta.

Y tú, ¿qué puedes hacer por ayudar a cuidar el planeta?

Piénsalo, y ¡nos vemos en las montañas!